Muy emocionado por la aplastante victoria, Obiang Nguema Mbasogo también prometió 1.000.000€ (un millón de euros) que equivale a 668.651.000 XAF (seiscientos sesenta y ocho millones seiscientos cincuenta y un mil francos cefas) al Nzalang Nacional por su buen trabajo en la goleada (4-0) sobre Costa de Marfil; para colocarse en los octavos de final de la CAN-2023 .

Redacción y fotografía: Milagrosa Concepción BATAPA BOKO

Cuando faltaban 20´ para que ruede el balón en el estadio Alassane Ouatara, partido correspondiente al último encuentro del grupo (A), el primer deportista de la nación ya estaba frente a la pantalla de su residencia oficial en Colinas,  esperando el inicio del partido acompañado de su familia.

El primer deportista de la nación sobre su sofá, bien atento, observa las últimas orientaciones que expresó en una carta motivadora 24h antes del partido contra Côte d´Ivoir, dirigida a Juan Michá y toda la plantilla, “han hecho caso a lo que les recomendé en mi carta de motivación que les envié, son héroes nacionales” Señaló.

En medio de la tensión, el presidente Obiang aplaude las excelentes paradas del portero  Jesús Owono, que ha defendido la bandera del país, al igual que el resto de sus compañeros. Reacciona al primer gol del Nzalang Nacional marcado por Emilio Nsue en el minuto 42, tras el pase de Akapo, un gol que dió esperanzas de victoria al Jefe de Estado. “A pesar de que en el pasado habían tantos  entrenadores extranjeros, el entrenador ecuatoguineano Juan Micha ha demostrado el talento nacional”, señalaba Obiang Nguema, muy orgulloso del equipo rojo que estaban poniendo en práctica las últimas recomendaciones  del Jefe de Estado en el terreno de juego.

Después del descanso y tras el susto de un posible empate, los de Michá se tranquilizan y continúan con el festín de goles. Pablo Ganet obliga al presidente de la República de Guinea Ecuatorial a levantarse de alegría para festejar su buen tiro a puerta tras una falta, que  finalizó en gol justo en el 72; dos minutos después regresó Emilio Nsue para asegurar el tercer gol de la roja nacional. La sala se descontrola de emoción y si no eran suficientes los tres goles para el pase a los octavos de final, llegó Buyla, para cerrar el festín de goles del Nzalang (4-0)  sobre Côte d ‘Ivoire; y colocar al anfitrión en eltercer puesto de la clasificación. 

Con esa alegría, el Jefe de estado agradece al equipo nacional y reconoce que «se merecen un galardón. Como Jefe de Estado, les regalo al Nzalang un millón de euros y declaro igualmente, este 23 de enero de 2024 como día festivo» concluyó. concluyó.

Ahora los chicos se preparan para enfrentarse en la fase de octavos de final contra Guinea Conakry el próximo 28 de enero de 2024, donde la roja Nacional seguirán buscando sorprender a cualquier rival que se le presente y permanecer firme en la competición.